sábado, 25 de julio de 2009

Jordan


Amo a mi perra, es un dulce.

Pensaba hacerle un blog para contar sus vivencias , pero en realidad su vida no es mas interesante que la mia. Ahora se ha dedicado a corretear pájaros cuando sale y no hay sol. No sé si se los coma, pues con uno si lo hizo, pero tiene el mismo apetito de siempre. Tragona.

No esta gorda y es como un conejo, o bueno, liebre. Le ladra a los gatos y no sabe que hacer con ellos cuando ya los tiene en frente. Le encanta ir a la playa y se da sus chapuzones, nada sin miedo alguno.

Juega conmigo a la pelota, "las trais" (tipo), los jalones y está aqui conmigo siempre junto al sillón donde me siento a escribir y vagabundear por internet. De vez en vez me voltea a ver; y de vez en vez bajo mi mano y le hago cariños.

Nos entendemos muy bien, o bueno, eso creo yo. Sé cuando ella quiere que yo sepa algo, comer, salir, jugar, felicidad, dolor, o en su defecto, ganas de ir a la playa ¿quién dice que los perros no tienen memoria? pues ese y su madre que se jodan.

¿Qué pensará? ¿a dónde se irá su mente mientras duerme?... mientras no la veo ¿qué estará inventando? ¿qué imaginará?

No tengo ni idea.

2 comentarios:

Marcelo Dance dijo...

Yo también tenía la idea de hacer un blog de mi perro, pero por ahora quedó en el intento...
Su gran preocupación son los gatos que pasean por el tejado, y una rata que apareció anoche en el living de casa.
Dado que es un animal inmundo (la rata, obviamente), me limité a echarla por la puerta, pero el tipo la siguió buscando hasta altas horas de la madrugada...
Guau!

Mo Ka Hammeken dijo...

Pues si, hasta que no encuentre su "diario" no voy a poder saber mucho jajajaj.

¡Saludos!