sábado, 1 de agosto de 2009

Se me acaba de ocurrir.

Más introspecciones Mokachinas, si gusta quedarse...

La idea que me vino a la cabeza mientras escribía el post anterior se me antoja un tanto tétrica.

La guerra contra el Narco de Calderón es un símil (aquí se nos dá mucho eso de los genéricos intercambiables y similares) de la guerra gringa contra el Terrorismo.

Sólo que no había país que tuviera severas rencillas contra México como para tirarle la Torre Latinoamericana o el WTC, entonces habrá que ser desde dentro. Quién más si no los "narcos".

Entonces la cacería de brujas empezó y junto con ella la pérdida de garantías individuales, igual que en Estados Unidos. Ley de Extinción de dominio y ya no se necesitan (y nunca se necesitaron, pero bueno) órdenes de aprensión ni de cateo. Suficiente es un "pitazo" anónimo para poder realizar la tarea legalmente, incluso pudiendote retener cuanto tiempo crean necesario.

Cualquiera que se le ponga al brinco, será declarado narco, cualquiera que esté encontra de los robos institucionales, será declarado narco, cualquier libre pensador que quiera oponerse, o exponer alguna injusticia, sera, también, declarado narco. Los secuestradores, por curiosas suertes son narcos, los sicarios son narcos... que se dedican a matar. El que no quiera registrar su celular o sacar la nueva credencial será narco. Donde ponga el dedo el señor presidente jugando a "de tin marín" será narco.

Zetas, La familia, los anti Zetas, los Beltrán, los Guzmán ... y cualquier club de cuates que quieran tener un club de Toby y que no tenga A.C. o C.V. al final son narcos.

Es como decir "puto" (el que no brinque el que no salte) pero con consecuencias legales o fatales.

¿Les suena? En Estados Unidos el sudor frío lo producían los nombres con tintes árabes o musulmanes,.ahora es cuando dices "mexicano" ya sea por gripa o por drogas.

La gente que queda, ahogado en deudas, disfrutando embobado con su Iphone 3g o cualquier otro "lujo" innecesario, que cree que puede. Individualizándose cada vez más con audífonos pequeños pero más potentes, cayendo presa de los deseos y aspiraciones consumistas impuestas por anuncios, espectaculares, programas televisivos y revistas, que trafican con nuestro YO vejado y ultrajadado.

Vendiendonos con velos rosados la ideas malversadas. Libertad, expresión, información, oportunidad, ambición, individualismo, progreso, primer mundo, potencia, economía, seguridad, nivel de vida, entre otros.

Estigmatizados y nada queridos, apesar de ser gente bonachona.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hablando de narcos:
...que agarraron al denominado "azul" (Alto jerarca)en la banda de los "rojos" ¿?!!!!!!
¿Problemas daltónicos?
Tu má

Mo Ka Hammeken dijo...

Es que es todo un arcoiris de rangos y narcos... supongo que es de parchis

¡Besitos!